Archivo de la etiqueta: masajes para pies

Masajes en los pies

Técnicas de masaje.
Paso 1:
Anles de empezar el masaje, frótale vigorosamente las manos untadas de crema o aceite para calentarlas. Con la suela del pie apoyada en lu rodilla de modo que quede doblada, haz movimientos de eífleurage desde la parte trasera del tobillo. Aplica una ligera presión hacia arriba y golpea con suavidad yendo hacia abajo. Repite unas cuantas veces. Usando ambos pulgares, tricciona desde el lateral de la tibia hasta la rodilla. Repite varias veces.
Paso 2:
Haz movimientos de petrissage con la palma de lus manos hacia la parle superior de la pierna en movimientos circulares. Cuando alcances la rodilla, desliza ¡a mano hacia abajo y repite en el otro lado de la pierna. Repile en ambos lados varias veces.
Paso 3:
Sujetando el pie, comienza un movimiento largo y de golpes suaves con tus pulgares en la parle superior del pie, empezando en la punta de los dedos y deslizándole hacia el tobillo; luego vuelve airas hacia los dedos con golpes más suaves. Repite varias veces. Ahora golpea la parte ¡nlerior del pie con tus pulgares, trabajando con un movimiento de tijera de un lado a olro del pie, empezando en la base de los dedos y moviéndole de la bola del pie, sobre el arco, hasta el talón y luego de nuevo hacia atrás. Da golpes largos y lirmes, y presiona ligeramente la suela con el pulgar a medida que golpeas. Repite un par de veces.
Paso 4:
Aplica ahora movimientos de fricción entre los metatarsos de la superficie superior del pie, con la presión dirigida hacia el corazón. Sigue con una presión variable entre los metatarsos.
Paso 5:
Aplica ahora movimientos de presión a las articulaciones de los dedos y tira de éstos para estirarlas.
Paso 6:
Con tu dedo pulgar e índice, mueve hacia arriba el talón de Aquiles con una ligera presión. Ahueca una mano bajo el mismo por debajo del tobillo para abarcar el pie y la pierna. Agarra el talón con la mano y mueve el pie con cuidado desde el tobillo unas cuantas veces en cada dirección. Estas rotaciones ayudarán a reducir la rigidez, especialmente de quienes padecen artritis.
Paso 7:
Sujeta el pie por debajo del arco con la otra mano y, empezando con el dedo gordo, sujétalo con el pulgar hacia arriba y el índice por detrás. Comenzando en la base del dedo del pie, tira del dedo con suavidad y tirmeza, deslizando tus dedos hacia la parte superior y de nuevo hacia la base. Repite, pero aprieta ligeramente y rueda el dedo del pie entre tu pulgar e índice, trabajando hacia la punta y de nuevo hacia la base. Repite estos dos movimientos en los dedos restantes.
Paso 8:
Sujeta el pie por detrás del tobillo, ahuecándolo bajo el talón. Inserta tu dedo índice de la otra mano entre los dedos del pie, deslizándolo adelantó y atrás unas cuantas veces. Repite este movimiento entre cada dedo del pie. Luego, con el tobillo de tu otra mano, empuja con fuerza a medida que te deslizas por el arco desde la bola del pie hacia el talón, y de nuevo hacia atrás. Repite unas cuantas veces. Las fricciones del pulgar y los dedos deberían aplicarse alrededor de toda la articulación del tobillo, por delante y por detrás.
Paso 9:
Termina el masaje repitiendo unos cuantos movimientos de effleurage verticales y laterales hacia la rodilla: Lluego lleva tus manos hacia abajo, golpeando el pie en la parte superior y la suela, juntando las manos para terminar el masaje.

Publicado en Manicura y pedicura, Masajes descontracturantes | Etiquetado , | Deja un comentario