Archivo de la etiqueta: apariencias exteriores

Cuánto valemos ?

De niños nos enseñaron a vivir pendientes del “qué dirán”, para buscar el reconocimiento, la adulación y la aprobación de las demás personas. Aprendimos a criticarnos despiadadamente, valorándonos por nuestras riquezas materiales y las apariencias exteriores, y olvidando la grandeza que se encuentra en nuestro interior.

Una vez mientras caminaba por la calle me encontré con un niño muy triste que me dijo: “huy Papá Jaime, yo no valgo nada. Para comer tengo que robar y para robar tengo que drogarme. No quiero vivir más, yo no sirvo para nada en esta vida”. Yo me quedé observándolo y saqué de mi bolsillo un anillo de oro que otro niño de la calle me había regalado hace unas horas y le dije: “toma este anillo que me acaban de regalar y véndelo por no menos de 100 mil pesos”.
El niño tomó en sus manos el anillo y salió corriendo con el compromiso de no recibir menos del dinero que yo le había dicho. Caminó todo el día ofreciendo el anillo a todas las personas que se aparecían por su camino y cuando les decía su valor, se burlaban de él o le la daban la espalda, diciéndole que eso no valía nada.

Cuando ya empezaba a anochecer regresó y con una cara de decepción y tristeza me dijo: “este anillo no vale un centavo. Toda la gente se ha burlado de mi y si acaso me dan 10.000 pesos”. Lo abracé fuertemente y le pedí que fuéramos a una joyería para saber el verdadero valor del anillo. Nos subimos al carro y a pocas cuadras encontramos una joyería, en donde un señor se encargó de pesar la joya y examinarla con su lupa para saber cuánto dinero nos podría dar.
De un momento a otro, el joyero levantó la mirada hacia nosotros y dijo que nos podía dar 600.000 pesos por el anillo. El niño abrió sus ojos y con una enorme sonrisa me dijo: “Papá Jaime eso es increíble. Yo no lo puedo creer”. Recogí el anillo y mientras salíamos de la joyería le dije: “Tú eres como ese anillo: una joya valiosa y única. Por eso sólo puede evaluarte un experto. Dejaste que te evaluaran personas que no conocen y pretendiste que cualquiera descubriera tu verdadero valor. Esa es la razón por la que tú no te quieres a ti mismo”. El niño me abrazó y me dio las gracias.

Así somos los seres humanos. Nos enfrascamos en cosas que no valen la pena y nos dejamos afectar por los comentarios y valoraciones de las demás personas, sin darnos cuenta de que la verdadera riqueza se encuentra en nuestro corazón. Recuerda que no importa lo que otros digan de ti, lo único importante es que actúes con conciencia y de acuerdo a lo que tu corazón siente.

Publicado en Sobre las uñas | Etiquetado , | Deja un comentario