Archivo de la categoría: Composicion de las uñas

Estructura de la uña

ESTRUCTURA DE LA UÑA.
La principal función de las uñas consiste en proteger las delicadas terminaciones nerviosas y la piel de la yema de los dedos, así como proporcionar apoyo al conjunto de tejidos de los dedos de las manos y los pies. Las uñas también ayudan a aumentar las sensaciones de las yemas, lo que mejora la precisión y el tacto.
Al igual que el cabello, las uñas contienen una proteína fibrosa denominada queratina, que es la principal responsable de su cualidad dura y protectora. Su grosor oscila entre entre los 0,5 mm y los 0,75 mm. Suelen tener torma convexa y su coloración es de un delicado tono rosáceo debido a la red de vasos sanguíneos oculta por debajo de ellas. Dicho tono puede mostrarse más claro cuando están expuestas a bajas temperaturas y en consecuencia los vasos sanguíneos se constriñen. La placa, semitransparente, aplanada y normalmente rectangular, consta de varios componentes, aunque el principal es la queratina; un resistente polímero de proteína a base de aminoácidos y con aproximadamente unas 100 células de grosor. La estructura de la uña puede dividirse en tres regiones principales (raíz, cuerpo y borde) o seis partes específicas (raíz, lecho ungueal, placa ungueal, eponiquio o cutícula, perioniquio e hiponiquio). Cada una de estas estructuras tiene una función concreta y, si se interrumpe de algún modo, la uña puede presentar un aspecto anormal.

Publicado en Composicion de las uñas, Manicura y pedicura | Etiquetado , | 6 comentarios