Cuidado para uñas

Si tienes manos y dedos pequeños, tus uñas quedarán mejor si las limas con un borde más ovalado, lo cual combina con la forma natural de tus dedos. Si tienes unas manos grandes y lechos ungueales anchos, funcionará mejor un borde cuadrado. Pulir tus uñas hasla conseguir un brillo intenso puede resultar tan aparente como aplicar un esmalte claro. Invierte en un buen pulidor de uñas de doble cara. Utiliza el lado grueso para alisar irregularidades y decoloración. Usa el otro lado para alisar y abrillantar. Si estás usando un aceite de masaje, retira bien todos los restos de grasa cuando deshidrates la uña natural y antes de aplicar cualquier producto de extensión. Para tener unas uñas perfectamente limadas, empieza en los bordes y muévete hacia la parte superior. Intenta limar siempre en una sola dirección.
Sumerge tus manos en agua jabonosa durante unos minutos para ablandar las cutículas. Utiliza un palito de naranjo para empujarlas hacia atrás. Intenta no cortarte las cutículas, dado que puede provocar molestias, infecciones y daños muy visibles en las uñas.
Después de humedecerlas, recuerda limpiar tus uñas con un paño mojado para quitar el exceso de grasa. El pulido durará más y no se astillará tan fácilmente.

Esta entrada fue publicada en Cuidado de las uñas, Manicura y pedicura y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>