Como reparar uñas rotas

Pulir y reparar uñas rotas.
Las uñas rotas suelen ser el resultado de babor usado las uñas como herramientas. Las largas tienen que tratarse como si acabaras de aplicarles una capa fresca de esmalte; que sean más largas significa que son más débiles que las uñas normales y, por tanto, necesitan tratarse con mayor mimo.
Si la uña está rota y sólo ha perdido un poco de longitud, la mejor opción es limar las otras para igualarlas. Sin embargo, si la uña que queda es muy corla, será mejor optar por una punta y recubrimiento o una extensión esculpida. Al usar una punta, recúbrela con un material envolvente como papel, seda o tibia de vidrio, una fina capa de líquido y polvo, o una capa de gel para realizar una reparación que pueda crecer junio con la uña. Manten muy lino el recubrimiento en la culícula de modo que, a medida que la uña crezca y vuelvas a la manicura, simplemente haya que limarlo y acortarlo. Trata de que el recubrimiento sea lan tino y natural como sea posible. Si el producto se aplica con demasiado grosor, una reparación vieja será una especie de añadido pesado pues al crecer la uña natural no podrá sostenerla, lo que provocará que se agriete y rompa a lo largo de la línea de apoyo. Para evitar que esto suceda, manten las reparaciones y, tan pronto como la longitud de la uña lo permita, lima la grieta original y elimina el producto de uña falsa de la superficie. Mantón siempre las uñas a la longitud apropiada limándolas de forma regular.

Esta entrada fue publicada en Cuidado de las uñas, Manicura y pedicura y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>