Aplicacion de esmalte

Aplicación del esmalte.
Prepara ia placa ungueal. Todos los restos de cremas, lociones o aceites deben retirarse de la placa antes de aplicar el esmalte o no se adherirá y podría pelarse. Limpia la superficie de la uña con quitaesmalte no oleoso y lávala con agua para eliminar cualquier resto de disolvente.
Prepara el esmalte. Es importante asegurar una consistencia corréela del esmalte. El disolvente del esmalte es volátil, lo que significa que los disolventes que lo mantienen fluido se evaporan rápidamente cuando se exponen al aire. Si una botellita se deja abierta durante la aplicación, o se expone a calor extremo, los disolventes se evaporarán rápidamente, dando como resultado una laca gruesa y grasienta. Manten los Irascos de pintauñas bien cerrados cuando no los uses. Guárdalos en un lugar fresco y oscuro, y manten limpio el cuello para evitar que se atasque y espese. Los esmaltes pueden diluirse con un disolvente o una mezcla de ellos que íorman la misma base que el esmalte, pero asegúrate de que empleas uno del mismo fabricante para evitar problemas. Nunca diluyas el esmalte con quitaesmallo; éste contiene aceite, agua y otras impurezas, lo que podría evitar que el esmalte se endureciera correctamente.

Esta entrada fue publicada en Esmaltado de uñas, Manicura y pedicura y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>