La dermis

Dermis.
La capa interna de la piel eslá formada por tejido conectivo, el cual está irrigado por vasos sanguíneos, conductos linfáticos, terminaciones nerviosas, capilares sanguíneos, glándulas sudoríparas y sebáceas, folículos pilosos y músculos erectores del pelo. Contiene una extensa red de capilares y da soporte estructural. La dermis es la responsable de la mayoría del funcionamiento sensitivo y glandular de la piel, la nutrición de la zona y la secreción y excreción, así como del control de la temperatura. Las glándulas producen sudor, que ayuda a regular la temperatura corporal, y sebo, una sustancia aceitosa que evita que la piel se reseque. El sudor y el sebo alcanzan la superficie de la piel a través de unas diminutas aperturas llamadas poros. Una de las características principales de la dermis es su resistente red de fibras de colágeno y elastina. El colágeno actúa como soporte de la piel y la mantiene firme y joven, mientras que la elastina permite que se estire, mueva y vuelva a su posición original. En la piel joven estas fibras son abundantes, pero a medida que envejece se rompen y la falta do colágeno permite la formación de arrugas enlre los músculos. La reducción de elastina se hace más evidente en lanto la piel se vuelve más blanda y menos firme.

Esta entrada fue publicada en Capas de la piel, Piel perfecta y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>