Funciones de la piel

Protección. La piel da una cobertura resistente al agua que protege de bacterias e infecciones, suciedad, productos químicos y heridas leves. Su primera barrera de grasa (sebo) y sudor forma una película acida que reduce el crecimiento de bacterias y fiongos, y evita que la piel absorba y pierda demasiada agua. La melanina protege de los rayos ultravioleta.
Almacenamiento. La piel sirve de reserva de emergencia de grasa y agua.
Excreción. A través de la piel se produce la transpiración y se eliminan algunos productos de desecho, como agua y sales. Sensación. Las terminaciones nerviosas de la piel responden al calor, el frío, la presión, el tacto y el dolor.
Secreción. El sebo, que humedece y protege, es segregado por las glándulas sebáceas. Formación de vitamina D. L,    auna D a producen los rayos ultravioleta (UV) y es fundamental pera la absorción del calcio. Absorción. Algunas sustancias pueden absorberse a través de la piel, como antibióticos, aceites de aromaterapia y ciertos productos químicos. Regulación del calor. La dilatación y constricción de los vasos sanguíneos ¡capilares) regula la temperatura corporal. El sudor de las glándulas sudoríparas refresca y evapora, y la grasa de la capa subcutánea aisla.

Esta entrada fue publicada en Piel perfecta y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>