Uñas artificiales

El concepto inicial de las uñas artificiales vino de la mano de la industria dental, cuando los técnicos empezaron a experimentar con los polímeros y adhesivos que utilizaban para hacer coronas, moldes y otras aplicaciones dentales. Estos materiales podían usarse para crear estructuras sólidas resistentes, y no tardaron en descubrir su aplicación para alargar y proteger las uñas. Las primeras uñas artificíales usaron una mezcla de monómero y polímero, aplicada sobre la uña y extendida en un soporte. Al endurecerse, la forma se retiraba y así se conseguía una extensión natural de la misma. Hoy día, nuestra fascinación por unas manos y uñas bonitas sigue creciendo, lo que ha dado lugar a la industria multimillonaria que se conoce en todo el mundo.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>